ALUBIAS DEL CONFIT, CON PAPADA CURADA Y CHORIZO

Las legumbres son todo un clásico de invierno. La combinación de este guiso, elaborado con alubias del confit, tiene un resultado fantástico, y resulta perfecta para acompañar los días más fríos.
Las alubias del confit son unas legumbres muy cremosas, de textura suave y con un sabor acentuado. Son capaces de triplicar su tamaño, una vez cocinadas. José Reig las cocina a su estilo, como lo hace todo. Sus alubias del confit funden los sabores de las legumbres, el chorizo y la papada de cerdo curada, que encantará a quienes prueben esta receta en su casa.
Nuestro amigo y cocinero José Reig nos explica esta receta, perfecta para los días fríos y para acompañarla de una Socarrada:

Ingredientes

– Alubias del confit, con papada curada y chorizo
– ½ kg Alubias del confit de la cooperativa de Viver
– 200 gr chorizo curado
– 200 gr de papada de cerdo curada
– 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
– 1 cebolla
– 2 o 3 dientes de ajo
– 1 hoja de laurel

Dificultad

La de encontrar unos buenos ingredientes, ¡tampoco es para tanto! Lo ideal sería elaborar el plato con las auténticas alubias del confit. Una legumbre mucho más cremosa, suave y sabrosa. Como curiosidad, es una especie que ha estado a punto de desaparecer. Puedes encontrar legumbres del confit en la Cooperativa de Viver. La Cooperativa ha hecho un buen trabajo para visibilizar el trabajo de los agricultores, y ha querido ayudar a recuperar una legumbre tradicional de nuestra zona, en peligro de desaparición.

Preparación

  1. Ponemos a remojo las alubias del confit 24 horas antes.
  2. El día siguiente, las escurrimos y las colocamos en una olla o cazuela de hierro o de barro. Agregamos el chorizo, el laurel y la papada sin cortar y lo cubrimos todo con agua. Cocinamos a fuego lento desespumando, si es necesario.
  3. Mientras se cuecen, en una sartén con el aceite de oliva, hacemos un buen sofrito con la cebolla y los ajos. Y lo incorporamos a la olla.
  4. Cocinaremos unas tres horas aproximadamente hasta que las alubias estén en su punto óptimo, añadiendo agua (asustando) a medida que haga falta. Quedando al final con un poco de caldo, pero tampoco demasiado.
  5. Dejamos reposar alguna hora.
  6. Sacamos la papada y el chorizo, los cortamos a trozos y los devolvemos a la cazuela.
    Por último, calentamos a fuego lento.

Solo queda disfrutarlo en buena compañía y una buena Socarrada, ¡¡¡Buen provecho!!!

Este sitio web utiliza cookies propias para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Puedes configurar o rechazar la utilización de cookies u obtener más información AQUÍ.