Alli Oli, el auténtico sabor valenciano llega a Madrid
11 ene 2017

Alli Oli, el auténtico sabor valenciano llega a Madrid

Jorge Arándiga y Toni García son los

11 ene 2017

Jorge Arándiga y Toni García son los dueños del restaurante valenciano Alli Oli, situado en el mágico barrio de La Latina. Su arrocería es un lugar con encanto que sabe encontrar el equilibrio entre dos conceptos a priori distintos: la tradición y la innovación. ¡Y les encantan nuestros vinos! Sin lugar a dudas, un delicioso pedacito de Valencia en la capital… Para conocerlos un poquito mejor, les hemos entrevistado.20161001_145709-2

-Tras ver vuestra vinoteca parece que la habéis tomado con nosotros…
(risas) Nosotros apostamos por vuestra bodega por muchas razones, porque es de nuestra comarca, porque son unos vinos que conocíamos, son de una calidad abrumadora y poco a poco os estáis haciendo ese hueco que os merecéis. Además Madrid tiene espacio para todo el mundo. También somos un poco canallas…

¿Cómo funciona la gastronomía valenciana en Madrid?

La paella es conocida mundialmente, se acoge muy bien. Hay mucho valenciano, mallorquín y catalán con tradición del arroz en Madrid. Por no hablar de los propios madrileños, enamorados hasta las trancas de nuestra cocina.

-¿Y cómo funcionan los vinos valencianos en la capital?

Al principio la gente busca un Rioja o un Ribera del Duero y les tienes que explicar que los vinos valencianos que nosotros ofrecemos son vinos de muy buena calidad. Y vuestra imagen es tan rompedora que se deciden a probarlos. Y es entonces cuando quedan convencidos. Por cierto, a la gente le encanta el etiquetado que tenéis. En esta vida todo entra primero por el ojo, luego repiten siempre.

-¿Sería una indiscreción preguntar por vuestro vino best seller?
Hoy por hoy el Mala Vida, aunque te voy a ser sincero: con Vividor se están rompiendo los moldes. Vivir Sin Dormir también es uno de los productos estrella.

-Dices que Vividor está rompiendo los moldes…
Sí, es el vino más atrevido que hemos visto nunca, con una etiqueta impresionante. Pero lo más importante es que se trata de un vino que gusta y la denominación Utiel Requena es un reclamo muy potente en Madrid. Hay mucho Vividor y Vividora por esta ciudad…

-¿Cómo maridan la comida y el vino de nuestra tierra?
Nosotros intentamos siempre darle nuestro carácter a cada tipo de arroz. Por ejemplo, el Bala Perdida es un vino más contundente y nos gusta acompañarlo de un arroz algo más suave, como un arroz del senyoret. Vividor es perfecto para un arroz con costillas que hemos metido ahora en la carta. Vuestros vinos dan mucho juego, por ejemplo el Mala Vida está buenísimo bien fresquito y la gente se queda alucinada. No hay más que hablar, nuestra paella valenciana con un Mala Vida es una combinación explosiva. Vivir Sin Dormir con un arroz negro, a veces nos ponemos creativos y lo relacionamos con la noche.

-La verdad, Alli Oli se ha convertido por meritos propios en una parada obligatoria en Madrid. Muchas gracias por confiar en nosotros para el vino, dentro de nada nos vemos las caras.
Gracias a vosotros, es toda una revolución lo que estáis haciendo en el sector del vino. ¡Estamos encantados de llevar vuestras marcas a la capital!

 

 

 

Leave a comment
More Posts
Comments
Comment